CICLISMO DURANTE EL INVIERNO: COMO PROTEGERTE DEL FRÍO EN LA CARRETERA

Ahora que ya se acerca el invierno, la necesidad de combatir las carreteras mojadas, el viento y la lluvia pueden ser motivo suficiente para decidir que la opción de salir en bicicleta la dejamos para cuando pase el frío. ¡Pero no! Nosotros somos personas fuertes y aunque las temperaturas sean bajas, salimos a quemar asfalto.

Algo que tenemos claro es que, si estas leyendo esto, es porque eres un valiente y nada podrá detenerte. Para ayudarte con este cometido, te daremos algunos consejos para gozar del mundo del ciclismo de carretera en estas épocas del año.

1. ¡Vamos a equiparnos!

No podemos salir a rodar, sin antes vestirnos con la ropa adecuada para combatir temperaturas bajas. Para decidir la cantidad de ropa que tienes que ponerte, dependerá “grosso modo” de tu metabolismo. Cada persona soporta el frío de una manera o de otra. En cualquier caso, desde Òptimbike te recomendamos usar entre dos y tres capas.

En la primera capa, deberemos utilizar una buena camiseta térmica y una técnica que nos ayude a expulsar el sudor.

En la segunda capa, utilizaremos una prenda como, por ejemplo, el maillot para el ciclismo de carretera de manga larga. Este te ayudará a mantener la temperatura corporal de nuestro cuerpo.

Como capa externa, llevaremos puesto una chaqueta o armilla que mantendrá a raya el frío y el agua, en caso de lluvia. Es muy importante que estas piezas sean impermeables pero que, a la vez, permitan la transpiración. Pensad que en invierno es muy probable que llueva o haya humedad en el ambiente.

Por último, pero no menos importante, en las manos utilizaremos unos guantes de forro polar complementados con otros encima para evitar sentir el viento. En la cabeza, utilizaremos un gorro para mantener el calor hasta las orejas. Para acabar, en el cuello utilizaremos una pieza de lana para protegernos.

2. ¡Toca proteger la bicicleta!

No nos engañemos: la bicicleta es tu gran acompañante en cualquiera de tus rutas. Para evitar que el frío reseque sus componentes o piezas y que te salpiquen algunos charcos, hay que equiparla con un buen guardabarros, aunque estéticamente no te guste, te protegerá a ti y a tu montura durante tus senderos.

La utilización de neumáticos de invierno de buena calidad nos ayudara a reducir los pinchazos con menos facilidad y nos ofrecerá mayor agarre en el asfalto. Te recomendamos que emplees neumáticos de 25, 28 o incluso 30 cm de ancho.

Tanto si eres de los que madruga, como si eres de salir a última hora del día, necesitas llevar una luz que te permita iluminar los senderos. Evita cualquier caída no deseada y permite que los demás usuarios de la vía tengan constancia de tu posición.

Decidas lo que decidas, tanto si es quedarte en casa como salir a rodar por puertos de carretera, haz lo que más te apetezca. Recuerda que esto es nuestro hobby, ¡no una obligación!

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web

Top